El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

lunes, 16 de noviembre de 2009

BIC en Ávila

NO SE DECLARAN MONUMENTOS BIC EN ÁVILA DESDE HACE DIEZ AÑOS
Ávila y Salamanca eran a principios del siglo XXI las ciudades de Castilla y León que más inmuebles tenían incluidos en el Inventario de Bienes del Patrimonio

Juan Ruiz-Ayúcar
Diario de Ávila
Desde hace más de diez años no se incoan expedientes para declarar Bien de Interés Cultural (BIC) a favor de alguno o algunos de los edificios que aún permanecen en la capital sin protección administrativa de este tipo. Más de diez años sin que la Junta de Castilla y León inicie el procedimiento de declaración, ya fuera promovido de oficio, ya a instancia de parte, por persona física o jurídica.
Sorprende de este modo que junto a los 40 monumentos abulenses así declarados hace décadas por la Administración regional no se encuentren los templos románicos de San Esteban, la Magdalena y Nuestra Señora de la Cabeza, como tampoco han merecido hasta el momento formar parte del inventario los conventos de agustinas de Nuestra Señora de Gracia y de franciscanos de San Antonio, con su capilla de la Virgen de la Portería; ni la ermita de la Virgen de las Nieves, sin olvidar el santuario de Sonsoles, que tampoco está inlcuido en el inventario de bienes inmuebles más relevantes del patrimonio comunitario, por mucho que lo sea de la ciudad patrimonio de la humanidad.
Doce de los muchos edificios singulares de Ávila que han tenido el privilegio de ser considerados bienes de interés cultural de Castilla y Leon son palacios y casas solariegas, en su mayor parte del siglo XVI, pero teniendo en cuenta que la relación se acerca a la treintena, existen otros muchos que no forman parte del inventario protegido. Al igual que estos, tampoco han merecido su declaracion BIC otras casas que perviven desde hace siglos en las calles de la ciudad, como son la casa de las Carnicerías y la casa de Misericordia, más conocida como casa del Caballo, ambas contiguas en ese corredor histórico artístico sin parangón que es la calle de San Segundo, de unión entre los cosos del Mercado Grande y San Vicente.
Desde el año 1882, en que la basílica de San Vicente fue declarada monumento nacional, los bienes inmuebles protegidos suman 40 en Ávila, muchos de ellos desde 1982, año especialmente beneficioso para el acervo monumental de la ciudad, ya que se incoaron expedientes de declaración de bien de interés cultural, no sólo al conjunto histórico artístico, sinó de forma individualizada para 13 edificios: las iglesias de San Juan Bautista, Mosén Rubí de Bracamonte, Santa Ana, la Encarnación, Santiago, las Vacas, además del Episcopio y los palacios de los Serrano, Dávila, Superunda, Polentinos, Almarza y Velada.
El último bien que ha merecido la atención de Patrimonio han sido las tenerías del río Adaja, aunque todavía no existe publicación del expediente en el Boletín oficial. Ubicadas junto al puente romano, declarado BIC en 1983, recuerdan que no ha ocurrido así con el puente de Sancti Spiritus, de origen romano y medieval.

Foto: Convento de San Antonio de Padua y capilla de la Virgen de la Portería. Antonio Bartolomé.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal