El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

viernes, 18 de diciembre de 2009

Plaza de los Bandos

SALAMANCA PARALIZA EL APARCAMIENTO POR LA PRESIÓN DE LA UNESCO
Las obras del polémico aparcamiento subterráneo de la Plaza de los Bandos de Salamanca no comenzarán hoy. Era la fecha máxima otorgada por la Comisión de Patrimonio para permitir los trabajos con el actual proyecto. Sin embargo, la presión ejercida por la UNESCO contra el subterráneo ha llevado al consistorio a retrasar la ejecución de esta infraestructura.
Así lo reconoció ayer el portavoz municipal, Fernando Rodríguez, que subrayó que el Ayuntamiento «retrasa pero no renuncia» a la ejecución de tres proyectos que habían suscitado el rechazo del Centro del Patrimonio Mundial de la Unesco: Los Bandos, el Centro de Recepción de Turistas en la Vaguada de la Palma y el edificio de la Fundación Caja Duero en el solar de Las Adoratrices.
El Ayuntamiento, dijo Rodríguez, sostiene que los 3 proyectos «respetan escrupulosamente el planeamiento urbanístico, han recibido el visto bueno de la Comisión Territorial de Patrimonio y en el caso de las Adoratrices y Los Bandos cuentan con aval de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, una institución de amplio prestigio nacional e internacional».
Sobre el aparcamiento subterráneo, el proyecto que ha generado más división social, el portavoz también recordó que esta plaza «está situada fuera del ámbito de la zona protegida por la declaración de Patrimonio de la Humanidad».
Con estos argumentos, el Ayuntamiento de Salamanca buscará a partir de ahora «actuar ante la UNESCO de la mano del diálogo y el convencimiento», ya que a juicio de Rodríguez, «el rechazo actual no está fundado, ya que se trata de buenos proyectos, respetuosos con el patrimonio y de interés general para la ciudad».
Principios que hasta el momento no han convencido al Centro del Patrimonio Mundial, que viene incluyendo en negativo a la ciudad de Salamanca sistemáticamente en sus resoluciones en los últimos ocho años, fundamentalmente por Los Bandos y Las Adoratrices.

Exigencia
En el último encuentro mundial, en verano en Sevilla, el Comité exigió a las autoridades españolas que «el proyecto de construcción de un aparcamiento subterráneo sea abandonado», dado «el potencial impacto negativo del incremento de tráfico de vehículos» en la integridad del conjunto monumental salmantino y por tratarse de un «área arqueológica sensible» al formar parte de la Vía de la Plata.
Razones que la UNESCO ha repetido desde que el Ayuntamiento decidiera retomar el controvertido aparcamiento en el 2005. Sin embargo, en este tiempo el Consistorio ha desoído sistemáticamente las recomendaciones, iniciando la redacción del proyecto -reformado en dos ocasiones- y su licitación y adjudicación a través de concesión de obra pública. Trámites encaminados a comenzar las obras «lo antes posible», este mismo año.
El panorama al parecer ha experimentado un importante cambio a raíz del envío por parte del director del Centro del Patrimonio Mundial, Francesco Bandarín, de una carta a la Embajada de España en la UNESCO a comienzos de noviembre, instando a las autoridades a garantizar que ni el aparcamiento ni el auditorio de Las Adoratrices se llevarán finalmente a cabo.
La carta insiste en los informes negativos emitidos por los miembros del Comité del Patrimonio Mundial tras realizar una visita a la ciudad de Salamanca en febrero negando el visto bueno a estas intervenciones «dado su potencial impacto negativo sobre el valor universal excepcional del Bien», por lo que ruega a las autoridades españolas que garanticen el cumplimiento de las decisiones del Comité.
Salamanca es Patrimonio de la Humanidad desde 1988 y este título exige la adecuación de sus actuaciones urbanísticas en el ámbito de protección a los dictámenes del Comité del Patrimonio Mundial. Por esta razón, tanto la Asociación de Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio como el Partido Socialista advirtieron en las últimas semanas de que el «espíritu» de esta carta ponía de manifiesto el claro riesgo de que Salamanca perdiera su condición de Ciudad Patrimonio si finalmente se continuaba adelante con estas obras.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal