El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

jueves, 4 de marzo de 2010

Molacillos (Zamora)

SE DESPRENDE EL BOLO DE LA CÚPULA CENTRAL DE LA IGLESIA.
El párroco y el Ayuntamiento comunican el incidente a Patrimonio para que se tomen las medidas oportunas en el templo, declarado Monumento Nacional

Irene Gómez

El desprendimiento del bolo de la cúpula central de la emblemática iglesia de Molacillos ha vuelto a poner de actualidad este Monumento Nacional, considerado uno de los templos más singulares de la provincia de Zamora. Todo ocurrió el martes de la pasada semana cuando el alguacil de Molacillos, Juan Manuel Manzano, encontró la pieza esférica de piedra en el suelo de una de las zonas ajardinadas que rodean a la iglesia de este municipio de la Tierra del Pan.
El hallazgo se produjo hacia las tres de la tarde y, afortunadamente, no provocó daños personales. De haber pillado a una persona, el peso del bolo, que sí dañó dos zonas del tejado de la iglesia, podría haber causado un disgusto grave. No fue así. La pieza quedó inmóvil al lado del templo y el alguacil llamó de inmediato al párroco, Pedro Faúndez, para comunicarle el incidente.
La pieza desprendida se encuentra actualmente custodiada en la Iglesia, a la espera de que se tome una decisión. En principio, el cura informará sobre lo ocurrido a la Delegación de Patrimonio del Obispado de Zamora «y que adopten las medidas que consideren oportunas», ha apuntado a este diario Pedro Faúndez. Y desde el Ayuntamiento se remitirá un escrito a la Dirección de Patrimonio en el mismo sentido.
Al parecer esta pieza en forma de esfera no se encuentra incrustada sino encajada sobre otra, lo que habría favorecido el desprendimiento, ocurrido días antes del vendaval que el sábado pasado afectó a toda la provincia.
Restos de ese viento fuerte sí se aprecian en el entorno de la Iglesia, sobre todo de ramas que trasladan las cigüeñas para construir el nido. Precisamente, el año pasado se pidió permiso al Servicio de Medio Ambiente para retirar varios de los nidos que colmaban la torre del monumento; nidos que pueden alcanzar hasta metro y medio de altura y una tonelada de peso. A pesar de todo, las cigüeñas intentan de nuevo construir su casa en una de las atalayas preferidas por las zancudas. «Se retiraron los nidos que se pudieron hasta donde se pudo llegar al campanario, pero los más altos era imposible», explica el párroco.
Por lo demás, y aunque en el templo se ha intervenido en varias ocasiones para reparar el tejado o en labores de saneamiento, persisten problemas de humedad.
Dedicada a San Martín de Tours, la iglesia de Molacillos responde a un estilo constructivo único en la provincia, como es el Barroco Levantino. Su singularidad responde al deseo de su benefactor, Andrés Mayoral, un hijo de Molacillos que llegó a ser arzobispo de Valencia y quiso erigir el templo en su pueblo.

Fotos: David Rodríguez.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal