El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

viernes, 2 de abril de 2010

Aspiración leonesa

LEÓN LLEVA YA CUATRO INTENTOS FALLIDOS PARA SER PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD
La Catedral, sus vidrieras, León como frontera del Imperio Romano y el filandón no han logrado la declaración de la Unesco, que en la provincia sólo disfrutan Las Médulas y el Camino de Santiago

Verónica Viñas
Diario de León

León lleva cuatro intentos fallidos para conseguir que algunos de sus monumentos sean Patrimonio de la Humanidad. Primero presentó la candidatura de la Catedral. Pero la propuesta se «perdió» en un mar de trabas y papeleos. Luego, los políticos creyeron que el templo gótico tendría más opciones si optaban a Patrimonio de la Humanidad únicamente las vidrieras, teniendo en cuenta que la Unesco ya ampara a una larga lista de catedrales y que la de León posee el mejor conjunto de vidrieras medievales del mundo.
También León intentó nuevamente sin éxito hacer valer su espléndido patrimonio romano. Sabiendo que también son muchos los restos romanos que gozan de la máxima protección de la Unesco, León presentó una propuesta muy original: su condición de última frontera del Imperio Romano. La ciudad la fundaron la Legio VI Victrix y la VII Gémina en un enclave donde estuvo acantonado durante tres siglos el más importante campamento militar romano de Hispania.
Hasta la fecha todas las propuestas han topado con una burocracia infranqueable y escasos o nulos apoyos en la Junta de Castilla y León. Como ejemplo, el última intento de León por conseguir que el filandón sea declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad ha sido vetado por el PP en las Cortes.
En la provincia leonesa únicamente Las Médulas, la más grandiosa explotación de oro romana, ha recibido la declaración de Patrimonio de la Humanidad. También goza de este título el Camino de Santiago, incluido el tramo que atraviesa la provincia de León.
Las cinco joyas. El abad emérito de San Isidoro, Antonio Viñayo, lleva años reclamando en distintos foros que la Colegiata de San Isidoro, que acogió las primeras Cortes democráticas en el año 1.188, así como la Catedral, San Marcos, el palacio de Botines y la muralla tardorromana tendrían que ser Patrimonio Mundial; y le sobran argumentos. Cinco monumentos que este erudito denomina «las cinco joyas de León». También Los Ancares, La Cabrera o la Ruta de la Plata han intentado, hasta ahora sin resultado, ser incluidos en la lista de la Unesco.
Botines y el Palacio Episcopal de Astorga, los dos edificios que Antonio Gaudí legó a León, podrían tener mejor suerte. Su candidatura se presentó en el 2003 junto a otros diez inmuebles del arquitecto catalán. La Unesco ya otorgó el título de Patrimonio Mundial en 1984 al parque Güell, al palacio Güell y a la Casa Milá. En el 2005 la protección se extendió a otras cuatro obras de Gaudí: la casa Vicens, la obra de Gaudí en la fachada de la Natividad y la cripta de la Sagrada Familia, la casa Batlló y la cripta de la Colonia Güell.
Conseguir el título de Patrimonio de la Humanidad supone, aparte del mejor reclamo turístico posible, tener garantizado el presupuesto de conservación para ese monumento. En León, con un patrimonio excepcional, decenas de edificios de un valor histórico y artístico incalculables se están desmoronando o han perecido por culpa del olvido y la ausencia de inversiones.

Etiquetas:

1 comentarios:

  • A las 4 de abril de 2010, 21:41:00 WET , Blogger Jesús Ángel ha dicho...

    Hola, soy autor de un blog sobre la ciudad de Valladolid que está teniendo bastante éxito. Me gusta mucho tu web. Te propongo un intercambio de enlaces entre nuestros sitio. Si estas de acuerdo, por favor, escríbeme. Un saludo.
    Jesús.
    http://vallisoletvm.blogspot.com/

     

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal