El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

jueves, 7 de abril de 2011

El libro denuncia del patrimonio religioso burgalés

LAS MIL Y UNA IGLESIA DE LA DIÓCESIS DE BURGOS

Durante diez años, el autor ha recopilado información sobre las 1.200 iglesias que hay en la provincia, además de 400 ermitas, y alerta sobre el estado de ruina en el que están unas 150



F. Trespaderne / Burgos

Francisco Javier Gómez Oña, secretario de las comisiones de Templos y Patrimonio Cultural de la Diócesis de Burgos, es un gran conocedor del rico patrimonio eclesiástico burgalés y ese conocimiento lo ha plasmado en el libro Las mil y una iglesias de la diócesis de Burgos, una obra en la que, además de su admiración por ese patrimonio, hace una denuncia sobre el lamentable estado abandono en el que se encuentran más de un centenar de templos.

«Es mucho lo que tenemos y lo que tenemos que conservar, este es nuestro talón de Aquiles», afirma Gómez Oña, quien considera que con la despoblación muchas iglesias «se van a caer inexorablemente» en los próximos años. Tal vez para que no queden en el olvido y despertar conciencias, atraer inversiones de mecenas y fundaciones, el autor de este libro se ha pasado diez años recogiendo datos y fotografías de todos los templos burgaleses que ahora ofrece bajo el sugestivo título de Las mil y una iglesias de la diócesis de Burgos, un libro en el que incluye un capítulo titulado ‘Colofón y lamento’ en el que hace un llamamiento a toda la sociedad para conservar el patrimonio religioso.

Gómez Oña recuerda que en esta provincia hay unas 1.200 iglesias, de ellas 150 en ruinas, y 400 ermitas, además de varios conventos que no forman parte de este libro que tiene un carácter didáctico, ya que recopila todas las iglesias y explica sus elementos.

El autor estudia, en líneas generales, el valor artístico de todas las iglesias de la diócesis e incluye una monografía de cada una en la que, además de poner el arciprestazgo al que pertenecen, coloca una cruces según la categoría que considera, con una escala de una a siete cruces. «Si tiene una cruce quiere decir que es una iglesia muy sencilla, pero hay otras que por la calidad o cantidad de sus piezas llevan más cruces», apunta, a la vez que deja claro que todas los templo tienen un valor sentimental «porque una iglesia no es el valor artístico, la gente dice es gótica o románica, pero para el hombre de pueblo es su iglesia».


El libro, del que Monte Carmelo ha editado mil ejemplares, va acompañado de un DVD con 9.000 imágenes, de las 80.000 que sacó el autor, de las iglesias, «como mínimo de cada una hay tres imágenes y de la Catedral cien». El prologo corre a cargo de Joaquín Luis Ortega, que fue profesor de Gómez Oña, y el saluda del arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín.


Curiosidades

Gómez Oña recuerda que la iglesia más pequeña está en Escanduso (Villarcayo), es menos que una ermita; que la más grande es la de Melgar y la más larga la de Gumiel de Izán; el honor de se la más alta es para la de Peñaranda, mientras que la más rica es la de Mahamud, aunque no olvida las de Castrojeriz o Lerma. En el románico, apunta que hay muchas e interesantes, como Rebolledo de la Torre, Moradillo de Sedano, Neila, Pineda, Vizcaínos, Jaramillo de la Fuente y otras muchas «porque hay 600 que conservan algún vestigio del románico».

En conjunto, para el autor del libro son «sorprendentes» las iglesia de Pampliega, Isar, Lerma, Roa, Covarrubias o la de Santa María del Campo por su torre.

Gómez Oña dedica este libro a todo los obispos de Burgos, profesores del Seminario de la Facultad y a todos los curas, «auténticos conservadores de sus iglesias».


Foto: Gómez Oña es un gran conocedor del rico patrimonio burgalés. Jesús Javier Matías.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal