El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Lista Roja en León

NUEVOS INGRESOS EN LA UVI, SOLO UNO SALE
Más edificios leoneses entran en la Lista Roja de Hispania Nostra y sólo el castillo de Jamuz la abandona


Fulgencio Fernández / León





La Lista Roja del Patrimonio que ofrece la asociación Hispania Nostra “de defensa y protección del Patrimonio Cultural y su entorno” se ha visto envuelta en algunas polémicas, ha sido acusada de falta de rigor, de haber sido utilizada por instituciones o particulares para que incluya edificios con el fin de que posteriormente se desate ‘una polémica’ o, en otras ocasiones, se pidan ayudas y subvenciones para el edificio incluido en ella, que pordefinición “aspira a recoger aquellos elementos del Patrimonio Histórico español que se encuentren sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores”.
Pero, al margen de polémicas y picarescas, lo que nadie le puede negar a esta asociación es que se trata de una lista de gran fuerza mediática y enorme repercusión, en medios de comunicación y otros foros, como el Parlamento Regional, en el que varias veces ha sido utilizada como arma arrojadiza a la hora de acusar de falta de compromiso con el patrimonio, habitualmente por el procurador socialista Martín Benito contra el director general de Patrimonio.
Y esa repercusión se convierte en su gran aval, al margen de las críticas (razonables en muchas ocasiones) al sistema de confección, fundamentalmente por los criterios utilizados, lo que ha provocado que ingresen en ella “edificios que realmente lo merecen”, que amenazan ruina, por los que se ha preocupado algún particular o asociación, pero no quiere ello decir que sean los que peor están, ni los únicos. Es decir, que “sí están todos los que son pero no son todos los que están”.
Pero Hispania Nostra, que sí ha hecho remodelaciones en base a estas polémicas, insiste en el motivo fundamental de mantener abierta esta llamada ‘UVI del patrimonio’: “Se trata simplemente de llamar la atención sobre el peligro de desaparición, destrucción o alteración esencial. Lo verdaderamente importante es mantener viva la conciencia pública sobre el valor del patrimonio”, le llegarona escribir al director general de Patrimonio de la Junta en un cruce de acusaciones.
Y eso, justo es decirlo, no se lo puede negar nadie. Y que se han convertido en el termómetro por el que muchos miden la temperatura de nuestra patrimonio tampoco. Y que, son ausencias y presencias cuestionadas o no van dando una visión general de la realidad ‘a grandes rasgos’. Un buen ejemplo puede ser León, una provincia que arrancó con cuatro edificios en esta Lista Roja y ya tiene 18; que después de una polémica se introdujo el criterio de sacar de la lista a los ya consolidados o restaurados y sólo han salido dos de los 18: El Palacio de los Condes de Luna y el castillo de Villanueva del Jamuz, que ayer mismo ha vuelto a protagonizar una noticia positiva pues se ha aprobado una nueva ayuda para seguir los trabajos de restauración, en este caso del entorno (ver la información en la página 14 de este mismo periódico).
El balance no puede ser más contundente y menos esperanzador, en cuatro años han ingresado en la UVI del Patrimonio 18 edificios y sólo ‘han recibido el alta’ dos de ellos, uno en la capital y otro en la provincia.

Cuatro en el origen
Cuando la Lista Roja comenzó a tener relevancia mediática, en el año 2007, sólo cuatro edificios leoneses estaban integrados en ella. Eran el Palacio del Conde Luna, en la capital de la provincia; el Monasterio de San Juan de Montealegre, en La Silva; el Castillo de Sarracín, en Vega de Valcarce y el Monasterio de San Pedro de Montes, en Montes de Valdueza. En aquella lista había 34 elementos de Castilla y León.
El ‘peor’ año para el patrimonio leonés, si nos sirve como referencia esta Lista Roja, fue aquel año 2008, el salto fue importante, de los cuatro de 2007 a doce muy pocos meses después. La nueva era más preocupante: Los castillos de Cea, Laguna de Negrillos, el de los Bazán en Palacios de la Valduerna, Sarracín en Vega de Valcarce, Villapadierna, el de los Quiñones en Villanueva de Jamuz; los palacios de los Marqueses de Prado en Renedo de Valdetuejar, el del Conde Luna en León; los monasterios de San Juan de Montealegre en La Silva, de San Pedro de Montes en Montes de Valdueza, el de Santa María de Trianos en Villamol y el de San Esteban de Nogales. En aquella aparecía una alegría, el del Conde Luna estaba en restauración.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal