El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

martes, 11 de octubre de 2011

Murallas de Zamora

EL MINISTERIO DE CULTURA CONCLUYE LA RESTAURACIÓN DEL SECTOR NOROESTE

La intervención, con un coste de 268.500 euros, permitirá recorrer la construcción defensiva


El Ministerio de Cultura ha finalizado las obras de consolidación y restauración de los lienzos del sector noroeste de las murallas de Zamora. El tramo intervenido, situado en torno a la iglesia del Carmen de San Isidoro, pertenece a la primera fortificación de la ciudad, levantada en el siglo XII. Gracias a estas obras, realizadas por el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) con un coste de 268.500 euros, los ciudadanos podrán acceder al adarve, que recorre la parte superior de la construcción defensiva. De hecho, la muralla ha formado parte del programa de visitas a monumentos en restauración organizado por la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales.
Zamora, bautizada como “la bien cercada”, llegó a contar con tres recintos amurallados. La primera de las murallas, que encierra el casco histórico, es la mejor conservada. Se construyó con sillería bien escuadrada, calzada con cuñas de pizarra, y presenta una planta de dibujo quebrado, con entrantes y salientes de ángulos poco marcados, que buscaba una defensa más eficaz. El tramo restaurado incluye el cubo (torreón circular) del Sillón de la Reina y el postigo de la Traición (hoy denominado oficialmente de la Lealtad), puerta por la que la tradición romancera cuenta que entró el noble Vellido Dolfos, perseguido por el Cid Campeador, tras matar al rey Sancho II de Castilla.
El adarve y sus escaleras de acceso presentaban múltiples faltas, como pérdidas de adhesión del mortero y roturas. También eran numerosos los sectores del paramento que mostraban degradación de sillares y morteros, además de abundante vegetación, lo que amenazaba con causar desplomes parciales. Algunos revocos de cemento de intervenciones anteriores habían originado igualmente degradaciones en la capa exterior de los sillares, cuñas y rejuntados originales.
La intervención ejecutada por el IPCE, que arrancó en 2010, ha incluido la limpieza e impermeabilización de los muros y del adarve, así como la rehabilitación de este y de sus escaleras a fin de posibilitar el acceso público. Los muros y elementos de separación y protección ajenos a las fábricas originales han sido demolidos. También se ha eliminado la vegetación y los revocos superpuestos en restauraciones modernas, además de reintegrar sillares y morteros donde era necesario.
Paralelamente a esta intervención, el IPCE ha realizado durante 2011 una obra de emergencia en la parte de la muralla correspondiente a la cuesta del Obispo, por un importe aproximado de 90.500 euros. Asimismo, tiene previsto para los próximos años la restauración de los tramos de la cuesta de los Pepinos y la ronda de Santa Ana.



Foto: Murallas de Zamora.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal