El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

martes, 17 de abril de 2012

BICs en León, a la espera

HACE DÉCADAS QUE 13 EXPEDIENTES LEONESES DUERMEN EN ALGÚN DESPACHO
Varios se incoaron en los años setenta y la Junta «necesita» documentación actualizada.

Diario de León
17/04/2012

Que la burocracia es lenta, en el caso de las declaraciones como Bien de Interés Cultural, supone algo más que una frase hecha. Y si no que se lo digan a los ciudadanos leoneses que esperan desde hace lustros a que la Junta reconozca trece patrimonios culturales que ostenta la provincia. De hecho, varios expedientes permanecen olvidados en algún despacho desde hace más de treinta años a la espera de una resolución.
La Villa de Molinaseca, así como el casco antiguo y la iglesia parroquial de Bembibre son todo un ejemplo de paciencia; desde que, en 1975, se incoara el expediente, no se sabe nada de ellos. Tampoco hay noticias de la declaración del Teatro Trianón desde 1976 ni de la del casco antiguo de Ponferrada, que data del mismo año.

Nuevos estudios.
En total, trece bienes leoneses están a la espera de que el Consejo de Gobierno decrete su declaración como Bien de Interés Cultural. La Junta achaca el extenso volumen de expedientes sin resolver a la herencia adquirida con las competencias. «Estas incoaciones se realizaron sucintamente y de manera incompleta, por lo que se hace precisa la elaboración de nuevos estudios sobre los bienes, así como conocer sus circunstancias actuales», explican desde la Consejería de Cultura y Turismo.
Una contestación que no convence al procurador socialista, José Ignacio Martín Benito, quien asegura que el Gobierno Autonómico cuenta con competencias en esta materia «desde hace más de 20 años» y «mucha prisa no se han dado». «La incompetencia de la Junta se llama patrimonio apuntalado. ¿Cómo va a ser capaz de declarar nuevos BIC si ni siquiera son capaces de mantener San Lorenzo de Sahagún? Lleva nueve años apuntalado y eso que está en pleno Camino de Santiago y que cuenta con declaración de BIC desde los años de la República», clama Martín Benito.

Ante todo, la Consejería de Cultura y Turismo advierte de que la ley prevé que «la mera incoación del expediente de declaración de Bien de Interés Cultural produce los mismos efectos legales de protección que si estuviese resuelto». En total, la Junta de Castilla y León ha protegido 1.800 bienes en la Comunidad, 500 desde 1990, año a partir del que cuenta con competencias en esta materia. En los últimos cuatro años, han tramitado más de 96 expedientes, con una media de dos resoluciones al mes.

Trece de los expedientes que la Consejería todavía no ha resuelto pertenecen a la provincia de León. El casco antiguo de la Villa-iglesia parroquial de Bembibre está parado desde 1975, la Villa de Molinaseca (1975), el teatro Trianón de León (1976), el casco antiguo de Ponferrada (1976), el conjunto histórico de Barrios de Salas, Villar y Lombillo (1976), Horreos, en Posada de Valdeón (1979), el poblado romano de Corona de Quintanilla (1980), el Castro de Corona de Corporales (1980), la Portada Iglesia Parroquial de Sierra de la Reina (1982), La Villa de Sahagún (1991), el Hotel Alfonso V de León (1991), el Monasterio de Santa María de Trianos de Villamol (1999) y la Calzada de la Plata en Astorga (2001).

Trece asignaturas pendientes de «gran importancia» para el turismo de la provincia. Y es que su declaración como BIC supondría un garante de conservación para el patrimonio leonés.
 
Foto: Villa de Molinaseca, en El Biezo (León).

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal