El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

domingo, 8 de junio de 2008

En Salamanca

SOBRE LAS EXCAVACIONES EN EL ANTIGUO COLEGIO DE LA ASUNCIÓN

La Asociación "Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio de Salamanca, nos ha remitido una nota de prensa sobre el antiguo colegio de la Asunción, que aquí insertamos:

Las obras de derribo del antiguo colegio de la Asunción, y posterior construcción de un nuevo bloque de viviendas, en la calle Gibraltar, han sacado a la luz, como cabía esperar, una serie de restos arqueológicos de distintas épocas, que se remontan, por lo apuntado por los expertos, hasta la época romana. Según se está comentando en los medios de comunicación en estos días, parecen restos de poca entidad y, es de temer, serán probablemente destruidos para levantar el edificio previsto, con sus correspondientes plantas subterráneas de aparcamiento de vehículos.
Se trata, una vez más, de una situación a la que no habría que haber llegado de ninguna manera. El edificio derribado estaba catalogado en el Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad como destinado a dotaciones. Esta misma catalogación se mantenía en el avance del Plan expuesto al público y al que se pudieron presentar alegaciones. La modificación de esa catalogación, permitiendo el uso residencial, se aprobó en el último momento, sin que se pudiera presentar alegación a la misma. Para colmo, se permitía la construcción de plazas de aparcamiento subterráneo, con acceso al mismo a través de la calle Gibraltar, con lo que eso implica en una zona claramente peatonal.

Una modificación, al igual que las aprobadas a lo largo de los años anteriores, que es contraria al espíritu del Plan Especial de Protección del casco histórico (el PEPRI) y a todas las Declaraciones de la UNESCO sobre la protección de los Bienes declarados Patrimonio Mundial. Porque las modificaciones puntuales del PEPRI han sido el auténtico cáncer del urbanismo en esta ciudad de Salamanca. El PEPRI, merced al cual Salamanca consiguió la denominación de Patrimonio Mundial para su casco histórico, ha sido modificado cada vez que se ha querido, sin informar a la UNESCO de estos cambios y, lo que es más grave, en muchos casos no para favorecer los intereses de la colectividad, sino para adjudicar o aumentar edificabilidad, permitir mayores alturas y volúmenes, consentir el vaciado de edificios o arrasar espacios con restos arqueológicos.
Con respecto a los restos arqueológicos, sin entrar a enjuiciar su mayor o menor valor, sí cabe recordar lo que ha ido sucediendo en el casco histórico de Salamanca con las distintas obras llevadas a cabo. La Universidad de Salamanca construyó el aparcamiento subterráneo de la calle Balmes destruyendo los restos que habían aparecido, dejando unas pequeñas muestras en superficie, desubicadas y que no dicen absolutamente nada. Lo mismo ocurrió al construir la Biblioteca “Abraham Zacut”, pues las viviendas romanas que surgieron con la excavación correspondiente desaparecieron. Los restos arqueológicos aparecidos bajo las antiguas pistas del Botánico corren serio peligro si prospera la idea de construir sobre los mismos el edificio proyectado por Álvaro Siza. El Colegio de Arquitectos también parece decidido a contribuir a esta tarea de destrucción, al proyectar en la calle Arroyo de Santo Domingo un edificio que acaba con la mayoría de los restos aparecidos en el subsuelo, restos que, desde la Comisión Territorial de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, se consideraron dignos de ser preservados en su totalidad.
De seguir en esta línea de destrucción, cabe preguntarse si no sería conveniente prohibir todo tipo de excavaciones, a la espera de que lleguen otros tiempos en los que exista más sensibilidad sobre el tema y los restos arqueológicos, que retratan con fidelidad y detalle la ciudad a lo largo de los tiempos, se puedan proteger y preservar, para que las generaciones presentes los disfrutemos y las generaciones venideras puedan tener conocimiento de ellos.

Foto: Calle Gibraltar, en Salamanca.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal