El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

domingo, 18 de abril de 2010

Lancia

EL YACIMIENTO YA NO TIENE NI VALLA QUE IMPIDA EL EXPOLIO
Un paisaje desolador espera a quienes visiten la «ciudad máxima de los astures»


E. Gancedo
Diario de León Es un yacimiento arqueológico, pero es también, podría ser si lo quisieran las administraciones, un yacimiento económico, un verdadero filón turístico y cultural en el que se explicase al visitante el dramático final de las guerras que sostuvieron los astures contra los romanos y la desconocida epopeya de este pueblo indígena.
Hoy por hoy, no lo es. De hecho, la Lancia que se presenta ante nuestros ojos se diferencia muy poco de la que se podía contemplar en los años noventa, los ochenta, y antes. Tras recorrer un camino de gravilla, el viajero que desee contemplar los restos de la ciudad astur-romana se encontrará con un vallado roto por varios lugares y por los que se puede acceder perfectamente al interior -”con el consiguiente riesgo de expolio y vandalismo-”; con puertas paradójicamente cerradas con candados y, lo más llamativo, ante una ausencia absoluta de información. No hay paneles explicativos, ni mapas, ni folletos, ni información de ningún tipo que se ponga al alcance del ciudadano, y eso es lo que más lamenta el alcalde de Villasabariego, Jesús García Aller.
El regidor del municipio rural en el que se ubica este gran paraje histórico explica que el vallado sólo se abre en dos épocas al año (en teoría, Semana Santa y verano), «pero, aunque se abra, ¿qué van a encontrar los visitantes? Si esto no se explica y se interpreta adecuadamente, ¿qué van a ver, unas cuantas piedras? No necesitamos una persona que abra y cierre la puerta, eso lo puedo hacer yo mismo, necesitamos con urgencia guías profesionales, o al menos paneles informativos, pero algo, algo», implora García Aller.
El vallado de este yacimiento perteneciente a la Diputación y gestionado por el ILC ocupa alrededor de una hectárea y media de las que, hasta ahora, tan sólo se ha excavado una tercera parte en varias campañas veraniegas. El alcalde de Villasabariego recuerda ejemplos tan exitosos como el de la villa romana de La Olmeda (Palencia), que recibió más de 60.000 visitantes en los cuatro meses siguientes a su apertura y tras invertir las administraciones siete millones de euros. En Lancia, 30 hectáreas de escondidos secretos esperan aún un apoyo decisivo que no termina de llegar.

El alcalde de Villasabariego denuncia un «olvido total»

«Si no quieren ayudarnos, al menos que nos dejen trabajar a nosotros», se queja el alcalde de Villasabariego. Y es que, como explica Jesús García Aller, su ayuntamiento está dispuesto a contratar guías y encargar paneles informativos. «Hay subvenciones y ofertas de empleo público que podríamos aprovechar en este sentido», informa, para aclarar seguidamente que desde la Diputación no se les permite. «Lancia está cerrada y el Aula Arqueológica también; algo que no se explica si pensamos que este yacimiento está al lado del Camino de Santiago, a pocos kilómetros de León y conectado con importantes vías de comunicación» (dispondrá de una salida de la autovía León-Valladolid). «Sus posibilidades son enormes, pero hoy en día está olvidado», conluye.

El Aula Arqueológica está ya definitivamente cerrada

El Aula Arqueológica de Lancia, que se inauguró hace diez años en la planta baja del ayuntamiento de Villasabariego, parece haber sido definitivamente cerrada. Contaba con alguna pieza, mapas, información... y se abría, como el vallado, en sólo dos épocas al año (verano y Pascua). El alcalde ha confirmado el desinterés de la Diputación al no abrir este pequeño recinto divulgativo durante la última Semana Santa.
Foto: Ruinas de Lancia (Villasabariego).

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal