El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

lunes, 9 de agosto de 2010

Patrimonio en Salamanca

LOS VECINOS EXIGEN VIGILANCIA PARA QUE NO SE DAÑEN LOS MONUMENTOS

Quejas. El Barrio Antiguo y Defensa del Patrimonio denuncian el aumento de grafitis y piden “castigos ejemplarizantes” para disuadir a los vándalos. Multas. Las sanciones llegan hasta los 3.000 euros

Uno de los principales atractivos de Salamanca y por lo que atrae al mayor número de turistas de la Comunidad es su amplio casco histórico que le ha valido el seudónimo de ciudad museo. La moda de algunos jóvenes de pintar los inmuebles públicos se ha extendido por el centro de la capital con pintadas en edificios tan emblemáticos como el de Anayita, la Cuesta de Carvajal o en uno de los muros de la Catedral Vieja. Tanto la asociación vecinal del barrio antiguo como Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio demanda más vigilancia para evitar que se sigan dañando los monumentos del casco histórico.

Un verso de Gustavo Adolfo Bécquer preside el Patio Chico, ocupando un muro entero, para asombro de turistas y viandantes. Al otro lado de la tapia una pintura ha borrado varios grafitis a un paso de la Catedral Nueva. En la Cuesta de Carvajal donde se encuentra la Cueva de Salamanca otras pintadas, con dibujos incluidos, ensucian un inmueble con piedra de Villamayor, mientras en el edificio de Anayita han dibujado una calavera que en lugar de la rana sobre su cabeza tiene una videocámara con una frase debajo: “¿Dónde está la cámara?”. Con este mensaje se hace alusión a los dispositivos de vigilancia que se han instalado en algunas zonas del casco histórico y que en este caso los vándalos supieron burlar para hacer el dibujo. La asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio pide que se busquen soluciones “para evitar que los jóvenes se dediquen a destrozar el Patrimonio sin importarles los daños que provocan”, denuncia a este periódico la presidenta de la asociación, Isabel Muñoz. El presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio Antiguo (Bateun), Luis Delgado, va más allá y asegura que hacer grafitis en monumentos “no es arte sino el trabajo de personas con una sensibilidad nula”. Ambos colectivos exigen “medidas urgentes” para frenar un “daño irreparable” a los monumentos. El Ayuntamiento ya recoge en una ordenanza municipal multas de hasta 3.000 euros en el caso de que la infracción sea muy grave por pintadas en la vía pública sobre elementos estructurales, calzadas, aceras, mobiliario urbano y paredes. Todo depende de si es reincidente, el tamaño del grafiti o el lugar elegido. Desde el Consistorio afirman que la mayoría de sanciones que se ponen a lo largo del mes “son leves” y las multas rondan los 150 euros.

Foto: Catedrales de Salamanca.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal