El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

sábado, 1 de diciembre de 2007

Hallazgo en Ávila

UNAS CATAS EN LA MURALLA SACAN A LA LUZ UN VERRACO DEL SIGLO II A.C.

La intervención arqueológica que está llevando a cabo el Ministerio de Cultura, a través de la empresa Castellum, en la torre sur de la puerta de San Vicente de la Muralla de Ávila ha dejado al descubierto un verraco de piedra prerromano, datado en el siglo II a.C.
Esta figura zoomorfa de tipología arcaica -segunda que aparece en el arco de San Vicente de la Muralla- ha aparecido tumbada a escaso medio metro de la superficie, ha informado a Efe la arqueóloga del Ayuntamiento de Ávila, Rosa Ruiz Entrecanales.Rosa Ruiz ha explicado que el verraco "aparece movido de su posición original", aunque cree que "originariamente estaba en una zona muy próxima".
Este cerdo de piedra, muy común en la cultura vettona, se encuentra tumbado dentro de una gran zanja de entre los siglos XVIII y XIX y encima del mismo se han encontrado algunas piedras de lo que pudo ser el apoyo de la puerta levadiza del arco de San Vicente utilizada durante el siglo XIX, según la arqueóloga municipal.
Ruiz Entrecanales ha querido dejar claro, no obstante, que la excavación arqueológica promovida por el Ministerio de Cultura para comprobar el estado de la cimentación de la Muralla de Ávila está "en proceso", por lo que "cualquier información que se ofrezca al respecto es todavía parcial".
El verraco aparecido ahora es similar al descubierto en 1999 en otra intervención arqueológica en la torre norte de esta misma puerta de la Muralla, aunque de dimensiones algo menores.
En mayo de 1999, otra intervención realizada por el Ministerio de Cultura sacó a la luz un verraco de piedra tallado en la roca madre, de 1,70 metros de largo y 1,6 metros de altura, incluido su pedestal, que aportó nuevos datos sobre la historia de Ávila y más concretamente sobre su posible origen romano.

Un nuevo verraco bajo el arco de San Vicente
Eduardo Cantalapiedra

Fue en mayo de 1999 cuando unas excavaciones realizadas en la base de la torre sur del Arco de San Vicente dejó al descubierto un verraco de piedra tallado en la roca madre, de 1,70 metros de largo y 1,6 metros de altura, incluido su pedestal, que aportó nuevos datos sobre la historia de Ávila y más concretamente sobre su posible origen romano. Ocho años más tarde, la intervención que está llevando a cabo en esta misma puerta el Ministerio de Cultura, a través de la empresa Castellum Arqueología y Gestión del Patrimonio Histórico, ha sacado a la luz otro verraco de menores proporciones, aunque igualmente grande, pero en esta ocasión junto a la torre norte de la puerta y tumbado a escaso medio metro de profundidad.
Según ha explicado a este periódico la arqueóloga municipal, Rosa Ruiz Entrecanales, el verraco que apareció la semana pasada está «desplazado de su sitio original», aunque suponen que «se encontraba en una zona muy próxima». Concretamente, en el transcurso de las excavaciones que se están realizando bajo la dirección del arquitecto José Ramón Duralde ha aparecido una gran zanja datada entre los siglos XVIII y XIX y encima de la misma se encuentra tumbado el verraco, de la misma especie que el hallado junto a la torre norte.
Justo encima de esta figura zoomorfa, según ha apuntado la arqueóloga municipal, han aparecido algunas piedras sobre las que, según las primeras conclusiones, encontraría su apoyo la puerta levadiza que funcionó en el Arco de San Vicente durante el siglo XIX. Sí se ha descartado ya que pueda aparecer en esa misma zona interior de la torre norte otro verraco adosado a la Muralla, como el que apareció en 1999, pues «esta zona de la puerta ya puede verse entera y no hay nada más», ha apuntado Rosa Ruiz, quien, no obstante, ha querido dejar claro que «estamos todavía en pleno proceso de excavación y cualquier afirmación que pueda realizarse a estas alturas es todavía parcial, pues hay que esperar a su conclusión para corroborar todos los datos».
Hasta el momento, lo que se ha visto es la cimentación de la Muralla y, según una primera apreciación de la arqueóloga municipal, «en ningún caso se ha visto que sea romana».
Además de la ya mencionada zanja donde ha aparecido el verraco, la actuación arqueológica también ha sacado a la luz algunas piedras de parte de la barbacana del siglo XVI de la Muralla.
Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Ávila, César Martín, ha confirmado que el pasado viernes tuvo oportunidad de ver durante su visita a los trabajos que se están llevando a cabo en la puerta de San Vicente el verraco tumbado, si bien ha dejado claro que «en principio, no tiene nada que ver con el que apareció hace unos años en la otra torre del arco», pues «está a escaso medio metro de la superficie y a poco más de diez centímetros de la cimentación».
César Martín ha apuntado que el objetivo de estas catas es comprobar el estado de la cimentación de la Muralla, que tanto en el Arco de San Vicente como en el del Carmen «es muy bueno».
También ha querido dejar claro que, por el momento, no tiene constancia de que el verraco aparecido hubiera sido datado con anterioridad.

Foto: Hallazgo del verraco junto a la muralla de Ávila.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal