El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

jueves, 22 de noviembre de 2007

Catedral de León

LA SEO ROMPE UN TABÚ E INICIA LA REPOSICIÓN DE LAS GÁRGOLAS DESPLOMADAS
Un nuevo animal quimérico de rostro humano y cuerpo alado se convierte en la primera gárgola en resina de León

M. D.

Las tesis conservacionistas posicionadas a ultranza en contra de cualquier intervención que implique la reposición de piezas o la colocación de réplicas pierden terreno en la Catedral de León, tras décadas, casi un siglo de hegemonía. En lo que equivale a la ruptura de un tabú en el debate sobre patrimonio, la empresa restauradora de la seo, CPA, inició ayer los trabajos para la sustitución de las dos gárgolas que se desplomaron hace justo un año por réplicas de resina que se mimetizan perfectamente con la piedra y cuya manipulación, conservación y durabilidad es notablemente mayor a cualquier pieza cincelada en piedra.
Esta primera intervención, que se enmarca dentro de las obras de emergencia que dirige el arquitecto del plan director, Mariano Díez Sáenz de Miera, puede ser contemplada desde dos perspectivas. De un lado, abre una posibilidad hasta ahora vetada de luchar contra el grave deterioro que padecen las piezas escultóricas de la Catedral mediante réplicas, que o bien permitan preservar los elementos originales más vulnerables, como ocurrió en la década de los 40 con la Virgen Blanca sustituida entonces por una copia en la fachada exterior, o bien cubran los vacíos dejados por la destrucción o arenización total de estas obras. De otro, palía la fealdad y falta de armonía que entraña, en el caso específico de las gárgolas, ver salir de los pináculos simples canalizaciones. Las gárgolas, un hermoso bestiario, son elementos de una utilidad crucial para evacuar la lluvia y preservar a la estructura gótica de los terribles perjuicios que origina el agua retenida.
Esta primera sustitución se centra en las dos gárgolas derrumbadas entre los meses de noviembre y diciembre del pasado año; siniestros consecutivos que avivaron de nuevo del debate social y espolearon la financiación del Estado y la Junta para el desarrollo de las obras de emergencia ahora en ejecución.
Más de una veintena de piezas similares faltan en toda la estructura exterior de la Catedral y la medida aplicada a estas dos primeras pretende extenderse al resto.
Los expertos han realizado un estudio documental y fotográfico de los elementos perdidos para que las réplicas se asemejen a los originales, teniendo en cuenta que ninguna gárgola se repite en todo el monumento. Una de ellas adopta la forma híbrida de un mamífero con cuerpo de águila, en similitud a lo que reflejan las fotos. La otra es una fantasía leonada y en este caso se ha tomado como modelo una gárgola desplomada y reintegrada a la estructura del claustro. Una grúa situada en la fachada meridional de la Catedral permitirá izar las piezas de 1,10 y 1,15 metros de longitud, engarzarlas en los pináculos y trabajar en su pigmentación para lograr la perfecta armonía visual con la piedra.
La Catedral gana la tímida opción de ser recreada.


Noticias relacionadas
De 100 kilos suspendidos a sólo 15
Una gárgola que da origen a otra


Foto: Una gárgola en resina para la catedral de León (Muricio Peña).

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal