El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

sábado, 17 de noviembre de 2007

El estado del patrimonio en la región

EL PATRIMONIO DE CASTILLA Y LEÓN: ¿MARCA DE CALIDAD O PAISAJE DE LA RUINA?

Por José Ignacio Martín Benito

El Norte de Castilla, 17 noviembre 2007



'Etiam periere ruinae'
(Hasta las ruinas han perecido)
(Lucano)



TODOS somos conscientes que el patrimonio cultural constituye una de las señas de identidad y uno de los activos con los que cuenta Castilla y León. Pero los activos hay que mantenerlos y potenciarlos. Lo ocurrido en los últimos años en varios monumentos de nuestra comunidad, sólo es el esbozo del estado de un patrimonio en el que los desprendimientos y el avance de la ruina se deben no sólo al paso del tiempo sino, también, al olvido de la administración encargada de su custodia y mantenimiento. En los desplomes que se producen en catedrales, colegiatas, iglesias y castillos, perdemos todos.
Sabido es que Castilla y León, con ser la comunidad más extensa de España no es la región que cuenta con mayor número de Bienes de Interés Cultural (BIC). En lo que se refiere a inmuebles, nos encontramos por detrás de Baleares, Andalucía y Cataluña. Pero resulta más llamativo si aplicamos criterios de extensión territorial, de media provincial o de media por municipio o parroquia; en este caso, Castilla y León ocupa el furgón de cola de los BIC en España. Por un lado, la tardanza en la declaración; por otro la falta de impulso para promover otros nuevos. Un dato: en la provincia de León no se declara un BIC desde 1999 y en la Dirección General de Patrimonio hay más de 170 expedientes pendientes de resolución, muchos de ellos abiertos hace décadas.
Por otro lado, en Castilla y León sólo contamos con 136 conjuntos históricos; pero de éstos sólo están declarados 102, y están pendientes de resolución todavía 34. Añádase a ello la disparidad en el número de conjuntos históricos por provincia. Las que tienes menos es Zamora, con 7, y Ávila, con 8, (están muy lejos de la media regional de 15), frente a los 35 de Burgos.
El balance de declaración de Conjuntos Históricos en los 20 años de gobierno del Partido Popular en la Junta es muy pobre. En provincias como Ávila no se ha declarado ninguno en los últimos 20 años; en otras como Zamora, sólo fue declarado uno.
La Administración regional se ha visto incapaz, hasta la fecha, de desarrollar la normativa del 1% cultural, cinco años después de promulgarse la Ley de Patrimonio de Castilla y León de julio del 2002, privando así a nuestro patrimonio de importantes recursos para su sostenimiento, conservación y promoción.
En la región, cada vez más, la ruina y el abandono forman parte del paisaje. El abandono del patrimonio castellano y leonés es una opinión contrastada por varios colectivos y asociaciones. El informe de la prestigiosa asociación Hispania Nostra, recoge 40 monumentos de l región en su lista roja, siendo la mayor de todas las comunidades de España.
Pero el olvido no es sólo de los monumentos. Se manifiesta también en la falta de promoción de los caminos históricos: en las vías romanas, en general, y en la de la Plata, en particular, así como en los otros caminos a Santiago y en las vías pecuarias (cañadas, cordeles y veredas). Desde el 2001, la Vía de la Plata tiene un expediente abierto para ser declarada BIC, sin que se sepa cuándo va a resolverse. Estamos también a la espera de la recuperación del patrimonio público de los caminos trashumantes y a la aprobación de la Ley de Vías pecuarias de la comunidad, cuando han transcurrido ya 12 años de la promulgación de la ley estatal.
Es precisamente la promoción una cuestión pendiente que debemos resolver. ¿Cómo se puede 'vender' hacia afuera lo que en casa está abandonado y olvidado? ¿Cómo es posible que el monasterio mozárabe de San Miguel de Escalada todavía esté sin luz eléctrica en pleno siglo XXI? ¿Cómo promocionar el turismo cuando uno de sus principales activos -el patrimonio- se cae, se desmorona o se fractura? ¿Es consciente la Junta de Castilla y León de las oportunidades que se pierden cada día que pasa y los monumentos están cerrados? No se puede promocionar nuestro patrimonio de esta guisa. Entonces, la propaganda se vuelve en contra. Si no hay visitas, no hay turismo; y si no hay turismo, estamos perdiendo una gran oportunidad.
Si el patrimonio es uno de los pilares donde debe anclarse o acuñarse la 'marca Castilla y León', difícil lo tenemos. Para acuñar -además de una ceca- es menester tener materia prima en buenas condiciones. De no ser así, lo que se muestra en estado deficiente puede ocasionar el efecto contrario al deseado.
Es preciso, pues, un cambio en las políticas con relación a nuestro patrimonio cultural. La actual administración debe revitalizar este activo, impulsando la marca de calidad que suponen los BIC y desarrollando la propia Ley del 2002, con la creación del 1% cultural y del Instituto de Patrimonio Cultural de Castilla y León. Pero, paralelamente, a estas actuaciones, debe hacer una decidida apuesta por la promoción de los caminos históricos y, sobre todo, comenzar a entender que el patrimonio no debe entenderse como una carga, sino como un legado generador de empleo y riqueza.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal