El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

jueves, 15 de noviembre de 2007

Barco de Ávila

SE DESPLOMA LA FACHADA DEL ANTIGUO TEATRO
El alcalde del municipio asegura que el edificio es "propiedad privada"
Ávila digital
Izquierda Unida ha denunciado el desplome de la fachada del antiguo teatro de El Barco de Ávila, un edificio que se encuentra dentro del Conjunto Histórico Artístico de la villa y que responde, han asegurado, “a la dejadez del alcalde hacia el patrimonio del municipio”.
Antonio González Canalejo, responsable en la Presidencia Provincial de la zona Barco-Piedrahíta, ha lamentado el reciente derrumbe pero ha insistido en que esta situación es “una preocupación menos para el equipo de Gobierno del Partido Popular”.
Aunque ha explicado que “el edificio se encontraba dentro del catálogo de edificios, construcciones y elementos singulares de las Normas Urbanísticas Municipales y gozaba del grado de Protección Ambiental”, el edificio fue “abandonado a su suerte” sin que la Junta de Castilla y León haya aplicado las leyes urbanísticas que indicaban que las condiciones de intervención de rehabilitación se debían basar en “el mantenimiento de la fachada”.
Desplomes anterioresPero este no es el primer derrumbe que se produce en la fachada del antiguo teatro ya que como ha recordado González Canalejo “hace menos de un año se derribó la parte superior, presumiblemente sin conocimiento de la Comisión de Patrimonio y sin que el Ayuntamiento obligara a la restauración del bien siniestrado”.
Esta pérdida se une a otras de las mismas características que ha sufrido la localidad como la destrucción de la frontal de la casa que perteneció al inquisidor de la villa, la del antiguo Bar Central, donde la actuación del constructor fue “de tal calibre” que la Comisión de Patrimonio intervino obligando a reponerla y abrió expediente sancionador.
Todas estas actuaciones, según ha indicado, “son el resultado de la política de expolio sistemático que el PP está llevando a cabo de forma inexorable sobre el patrimonio histórico-artístico” y, sobre todo, de la “actitud permisiva que el alcalde mantiene ante los ataques al patrimonio de la villa permitiendo a los constructores todo tipo de tropelías”.

Propiedad privada
El alcalde de El Barco de Ávila, Agustín González, ha respondido a las críticas vertidas por IU explicando que el edificio del antiguo teatro es “una casa particular que dejó de ser teatro en los primeros años del siglo XX”.
La construcción, ha explicado, fue abandonada por el propietario y tras varios años cerradas lo vendió a un constructor que ha presentado ante la Comisión de Patrimonio un proyecto para construir viviendas.
Pero, como ha señalado, el trozo de fachada derrumbado es “una veinteava parte de la portada del edificio” y cuando se den las licencias el constructor deberá consolidar el edificio y conservar la fachada para hacer de una “construcción digna”.
Respecto a la fachada del Bar Central ha indicado que también era de propiedad privada y ha recordado que el Ayuntamiento de El Barco de Ávila impuso una sanción de 30.000 euros al dueño por destruir la frontal sin pedir permiso a la Dirección General de Patrimonio.
Sobre las críticas vertidas por Antonio González Canalejo, González tan sólo ha querido recordar que “ha recibido su precio después de seis años de inhabilitación” ya que en las pasadas elecciones en las que concurría como candidato de IU no ha conseguido votos suficientes para formar parte del Ayuntamiento como concejal.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal