El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

lunes, 16 de junio de 2008

En Villalpando (1)

NUEVOS DESPRENDIMIENTOS ALERTAN SOBRE EL GRAVE DETERIORO DE LA PUERTA DE SAN ANDRÉS
Las lluvias de la primavera han provocado la caída de piedras, nuevas grietas y humedades en el emblemático monumento

Belén Alonso
Un nuevo desprendimiento, nuevas grietas y el avanzado deterioro de las piedras de la Puerta Villa de Villalpando causados por las lluvias de la primavera han hecho saltar las alarmas en el municipio sobre el estado del uno de los monumentos más emblemáticos de la localidad.

La Puerta de San Andrés, más conocida como la Puerta Villa, presenta un preocupante y lamentable estado de deterioro. El abandono sufrido en las últimas décadas y las fuertes lluvias no han hecho más que agudizar su declive.Fuentes municipales aseguran que «el deterioro se viene arrastrando desde hace muchos años en los que tan solo se han realizado pequeñas intervenciones en lugares puntuales para "parchear". Sin embargo, el agua caída en los últimos meses ha provocado una importante degradación de las piedras de los muros y filtraciones hacia los cimientos que nos hace temer graves problemas en la estructura».
La Puerta Villa es una de las cuatro puertas de entrada que tenía el recinto amurallado que rodeaba la población en el siglo XII, en la época de Fernando II. De las cuatro entradas a la localidad, hoy, solo se conservan esta y la de Santiago, ambas construidas en sillería con dos arcos apuntados que conforman una bóveda de cañón.
En los últimos años se han venido sucediendo desprendimientos y desgaste en la piedra de los muros exteriores, «sin que haya habido peligro para los vecinos, pero aumentando la preocupación por el estado del monumento». Además, el Equipo de Gobierno es consciente de que «cuanto más tiempo pase sin poder actuar sobre la Puerta, más riesgo habrá y más costosa será la restauración».
Sin embargo, no sólo el paso del tiempo y los agentes meteorológicos perjudican el estado del monumento. La Puerta Villa tiene adosada a sus muros una vivienda particular en ruinas «actualmente propiedad del Ayuntamiento» que no puede ser derribada hasta que se consoliden los alrededores. Este edificio, en parte derrumbado y apoyado contra una parte de los cubos, ayuda a aumentar las filtraciones de agua en el monumento.
El deterioro de los escudos del arco también es evidente. Algunos de ellos ya prácticamente ni se identifican. Pertenecientes a la familia Velasco y a la propia localidad con sus cuatro fajas de oro representaban las victorias de la Villa sobre el cónsul romano Lúculo en Intercacia, la victoria del conde García Gómez sobre Almanzor en el regato Matamoros, la victoria al servicio de Fernando IV sobre los Infantes de la Cerda, y las hazañas del pueblo en Villavellid y San Pedro de Latarce. Tras los últimos sucesos, el Ayuntamiento ha llevado a cabo el cierre con paneles de madera de los escasos huecos por los que se puede acceder al interior de los cubos de la Puerta «con el fin de evitar cualquier tipo de accidente».
Una memoria realizada por el arquitecto Alberto Jiménez en 1982 ya alertaba del estado del monumento. En ella, el técnico ya advierte de la urgente necesidad de intervenir en la Puerta Villa derribando las edificaciones adosadas, acondicionando la sillería de las partes bajas y recuperando el interior de los cubos, hoy prácticamente perdido. También hacía mención al evidente deterioro de los «remates almenados y los relieves de escudos y cordón sobre el arco» y apuntaba la posibilidad de urbanizar y ajardinar los terrenos inmediatos con el fin de dar realce a la zona. Todo ello con un presupuesto global de 25 millones de las antiguas pesetas. De todo aquello solo queda constancia actualmente de una cuantas piedras de granito que vinieron a reforzar la base de los cubos, en sustitución de las erosionadas. Del resto no se hizo nada.
Ya en este siglo, entre los años 2003 y 2004, se lanzaron varios mensajes de aviso sobre el estado de la Puerta. La preocupación, no solo política sino también vecinal, hizo que se recogieran más de 300 firmas que se presentaron en el servicio de Arqueología y Patrimonio Artístico de la Junta de Castilla y León pidiendo una inminente restauración. No hubo respuesta.
El nuevo Equipo de Gobierno villalpandino ha mantenido en los últimos meses reuniones con responsables del Servicio Territorial de Cultura y con el secretario general de Cultura y Turismo de la Junta con el fin de informar y mostrar el lamentable estado de la Puerta de San Andrés. «Ambos mostraron buena disposición de estudiar y abordar el tema lo antes posible. Sin embargo, ahora ante los nuevos acontecimientos solo nos queda volver a insistir y evitar a como dé lugar que el monumento no siga degradándose».
Foto: Puerta de San Andrés, o de la Villa, en la localidad zamorana de Villalpando.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal