El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

martes, 30 de diciembre de 2008

San Millán de Segovia

LA PARROQUIA PIDE UNA "URGENTE REHABILITACIÓN DE SU IGLESIA
El Consejo Parroquial ha remitido informes a la Diócesis y a la Junta en los que expone el grave deterioro que sufre el templo, debido sobre todo a la humedad de la zona y la deficiente cubierta

Guillermo Herrero
La iglesia de San Millán, considerada por los expertos como el monumento románico más importante de la ciudad de Segovia, se halla “en peligro”. Al menos esa es la opinión de su Consejo Parroquial, que ha informado de la situación al delegado de Patrimonio de la Diócesis, Miguel Ángel Barbado y a la Junta de Castilla y León. “De momento, no hemos recibido contestación; parece que no hay dinero inminente para atajar el problema”, explicaba ayer Jesús Cano, uno de los sacerdotes de San Millán.
Construida por orden del rey Alfonso I el Batallador a imitación de la catedral de Jaca, entre los años 1111 y 1126, San Millán sufre un constante deterioro, producido, en gran medida, por dos factores, el de la humedad propia del terreno donde se asienta y el de una cubierta en estado deficiente. Para Jesús Cano, co-párroco de San Millán, se necesita “de forma urgente”, redactar un Plan Director donde se contemple la restauración de la cubierta, el tratamiento de la piedra en todo el inmueble y la reintegración de las partes que se hayan perdido. “Nos gustaría que fuera una actuación integral, no un remiendo”, añade.
San Millán, declarada Monumento Nacional en 1931, deja ver con claridad sus “heridas”, especialmente en el atrio norte. La base de varias de las columnas de esa zona está prácticamente deshecha, al igual que algunos de los capiteles. “Los daños no se ciñen únicamente a ese atrio; en general, toda la decoración escultórica exterior se está perdiendo”, lamenta el sacerdote. En este sentido, a la humedad que afecta a todo el edificio se une la ausencia de tratamientos protectores de la piedra. También en el interior de la iglesia son visibles los daños. Así, el ábside donde se sitúa ‘La Soledad al pie de la Cruz’, obra de Aniceto Marinas, está ennegrecido por la humedad; y en el que permanece ‘Cristo en su última palabra’, del mismo artista segoviano, presenta una gran grieta, ya antigua, que debería tener un seguimiento. Cano también señala, con cierto temor, la pintura medieval de San Cristóbel, desde lo alto de la cual han caído “algunas piedrecitas”. Por si era poco, dentro de la sacristía se aprecian varias rajas en los muros de grandes proporciones.
San Millán es uno de los emblemas del románico segoviano; no podemos dejar que se pierda”, suplica este sacerdote, que también quiere subrayar que, en su intento de proteger el monumento, la parroquia ha impulsado en los últimos meses la colocación de dos verjas en las puertas norte y oeste, para evitar los daños por vandalismo, otra de las lacras que sufre esta joya artística.

Foto: Ábside de San Millán (Segovia).

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal