El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

martes, 24 de noviembre de 2009

Vandalismo en Escalada

QUEMAN EL "KIOSKO" Y PONEN EN PELIGRO LA JOYA MOZÁRABE

El atentado tuvo lugar el sábado por la noche cuando unos desconocidos rompieron los cristales del cubo y lo rociaron con gasolina, prendiéndole fuego a continuación

Cristina Fanjul
Diario de León

«Alguien cumplió su objetivo. Espero que no hagan lo mismo con el resto de las actuaciones patrimoniales de la Junta con las que no están de acuerdo». El delegado de la Junta, Eduardo Fernández, mostraba ayer su indignación ante el atentado que ha quemado el kiosco que desde diciembre del año pasado ha informado de las obras y el proyecto de investigación que la Junta desarrolla en el monasterio de San Miguel de Escalada.

Los hechos tuvieron lugar en la noche del pasado sábado, cuando unos desconocidos rompieron los cristales de este cubo de madera y lo rociaron con gasolina prendiéndole fuego a continuación. La lluvia caída durante el fin de semana evitó que este acto de vandalismo no afectara a la joya mozárabe y se limitara al citado kiosco y a parte de la pasarela que conduce al cenobio. No obstante, y si las condiciones climatológicas hubieran sido más benignas, el fuego podría haber llegado hasta el monasterio. Hay que subrayar que la madera de la torre se ha barnizado recientemente, con lo que este producto habría podido ser utilizado por las llamas como un acelerante y San Miguel podría haberse convertido en cenizas.

En los mismos términos que Eduardo Fernández hablaba ayer la alcaldesa de Gradefes. Ana Isabel Ferreras destacaba su disgusto ante la actitud de los responsables del suceso y manifestaba su alivio ante el hecho de que el monasterio mozárabe se mantuviera intacto. «Sólo afectó al cubo. Las fotos están ennegrecidas por el humo y la pasarela también está quemada», explica la edil, que considera que la lluvia de días pasados fue la razón por la cual hoy no hay que lamentar una desgracia patrimonial. Y es que hay que recordar que San Miguel de Escalada no tiene vigilancia constante, con lo que nadie se enteró de lo que había ocurrido hasta el domingo. No habría habido tiempo para reaccionar. La propia alcaldesa llamó a la Guardia Civil al día siguiente para informarles de lo que había ocurrido. No obstante, este periódico se puso ayer en contacto con la Subdelegación del Gobierno y nadie de esta oficina pudo aportar más datos acerca del atentado vandálico. «No tenemos conocimiento de que haya sucedido nada», afirmaron.

Por su parte, el delegado de la Junta, Eduardo Fernández, reveló que hoy mismo hablará con el director general de Patrimonio, Enrique Sáiz, para informarle acerca de los hechos y estudiar qué hacer con el kiosco. «La idea que teníamos era quitarlo este mismo mes, con lo que ahora se acelerará su retirada», precisa Fernández, que añade con ironía que el boicot es un buen preámbulo con el que dar la bienvenida a las obras que la Junta realizará en el cenobio. «Aquí, lo cierto es que el monasterio ha estado olvidado durante años y es ahora cuando se están dando pasos para recuperarlo», manifestaba el delegado.


Foto: Imagen del kiosco del proyecto «Escalas», que se instaló en diciembre del año pasado.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal