El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

miércoles, 27 de enero de 2010

A vueltas con Escalada

LA JUNTA ENVIARÁ AHORA UN TÉCNCIO PARA VER LAS HUMEDADES
Las filtraciones en el monasterio comenzaron a aparecer en el mes de noviembre con las primeras lluvias, pero aún no ha acudido ningún arquitecto a comprobar su estado
Cristina Fanjul
Diario de León

El jefe territorial de Patrimonio, Jesús Courel, aseguró ayer que un técnico de la Junta visitará el monasterio de San Miguel de Escalada esta misma semana para comprobar el estado que en el templo han provocado las humedades y estudiar cómo poner remedio al problema. Los efectos de la lluvia comenzaron a hacerse sentir en el monasterio el pasado mes de noviembre y no han cesado desde entonces debido a las precipitaciones que han caído desde el inicio del otoño. «Desde luego, está claro que el problema no está en las cubiertas, porque se acaban de cambiar», manifestó ayer Courel, que explicaba que tal vez, como han señalado los expertos, parte de la responsabilidad de lo ocurrido haya que buscarla en el muro que se plantó en la última restauración y que ya ha demostrado su inoperancia.
Hay que destacar además que las canalizaciones de agua realizadas por Menéndez Pidal en los años cuarenta -”que tenían el objetivo de desaguar el agua para que ésta no se filtrara al monasterio-” se destruyeron en las últimas obras con el consiguiente daño para el templo.
A pesar de que ya se ha entregado el proyecto, la Junta aún no ha anunciado cuándo se pondrá en marcha el proyecto de investigación realizado por Artemio Martínez Tejera. Si bien el arqueólogo no ha querido hacer declaraciones y ha remitido a la Junta, en su tesis doctoral sobre el templo manifiesta que uno de los problemas a los que se enfrentan hoy en día las restauraciones patrimoniales es que no existe una documentación seria sobre el bien objeto de la reforma. Tejera recuerda en el libro la gran importancia que tiene estudiar, no sólo los proyectos realizados anteriormente, sino los libros de fábrica -”en este caso del monasterio-”, en los que los monjes apuntaban todos los detalles de la vida monacal y las obras que se realizaban, con lo que revelan datos que pueden resultar vitales de cara a nuevas restauraciones.
Asimismo, Martínez Tejera destaca que el monasterio se encuentra en un lugar «complicado» para su conservación. A su situación coluvial y al terreno arcilloso en el que se asienta, hay que unir el hecho de que una parte del templo se construyó sobre roca y otra parte sobre arcilla. Esta conjunción hace que la tierra se mueva y desplace los muros. Cabe destacar que el muro y el ábside sur se encontraban peligrosamente desplazados cuando se acometió la restauración de Demetrio de los Ríos.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal