El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

lunes, 22 de octubre de 2007

El Patrimonio en las Cortes (2)

INTERVENCIÓN DE MARTÍN BENITO EN LA INTERPELACIÓN SOBRE POLÍTICA GENERAL EN MATERIA DE PROTECCIÓN, CONSERVACIÓN, RESTAURACIÓN Y DIFUSIÓN DEL PATRIMONIO HISTÓRICO Y CULTURAL DE CASTILLA Y LEÓN
Con la venia, señor presidente:
Hace cerca de 30 años que emprendí mi primera acción en defensa del Patrimonio. Fue para impedir el derribo del Teatro Nuevo de Ciudad Rodrigo de la mano de la Asociación de Amigos de aquella ciudad. Hoy, paradojas que trae el tiempo, el Teatro sigue en pié y Ciudad Rodrigo se ha convertido en un referente del Teatro, tanto en Castilla y León como en España.
Ahora, gracias a los electores zamoranos y a mi grupo, estoy ante ustedes para seguir clamando por la defensa, conservación, rehabilitación y promoción del patrimonio cultural de Castilla y León. Entiéndalo así, señora Consejera. Sé que es una recién llegada, pero aunque no sea directamente responsable del estado del patrimonio en nuestra comunidad, sí lo es la Consejería que usted ahora representa. Por eso, aprovecho esta ocasión para debatir aquí sobre el estado de uno de los principales activos de Castilla y León.
Los activos hay que mantenerlos y potenciarlos. Lo ocurrido en los últimos años en varios monumentos, sólo es el esbozo del estado de un patrimonio en el que los desprendimientos y el avance de la ruina se deben no sólo al paso del tiempo, sino también, al olvido de la administración encargada de su custodia y mantenimiento. En los desplomes que se producen en catedrales, colegiatas, iglesias y castillos, perdemos todos.

1. Bienes de Interés Cultural (BIC)
Olvido, sí, en 173 expedientes pendientes de resolución para ser declarados Bien de Interés Cultural (BIC), algunos de ellos desde varias décadas.
Castilla y León, con ser la comunidad más extensa de España no es la región que cuenta con mayor número de BIC. En lo que se refiere a inmuebles, nos encontramos por detrás de Baleares, Andalucía y Cataluña. Pero resulta más llamativo si aplicamos criterios de extensión territorial (km2) o de media provincial. En el primer caso, Castilla y León ocupa el décimo cuarto lugar en relación con las 17 comunidades autónomas (un BIC cada 56,54 km2); en el segundo, nuestra región tiene sólo una media de 185 BIC por provincia, y está en el lugar número 11. En la media de BIC por municipio, Castilla y León es la penúltima de las comunidades españolas. También en media de BIC por parroquia, ocupamos también el furgón de cola[1]. Un dato, en la provincia de León no se declara un BIC desde 1999[2].

Y ello, además, sin hablar de los BIC muebles. Sólo tenemos declarados 5. Baste consignar, a título de ejemplo, que Cataluña tiene declarados más de 400 BIC muebles y Navarra más de 80.
Por otro lado, dentro de los Bienes Inmuebles, las categorías de jardín histórico (con 2), paraje pintoresco (6) y sitio histórico (con 7) apenas se han desarrollado.

2. Uno por ciento cultural
El olvido o la desidia se manifiestan también en la incapacidad para poner en marcha, la normativa del uno por ciento cultural, cinco años después de promulgarse la Ley de Patrimonio de Castilla y León. Sí lo han hecho el propio Estado y la mayoría de las comunidades autónomas. Y es que el patrimonio cultural no debe entenderse como una carga, sino como un legado generador de riqueza.

3. Conjuntos históricos
Por otro lado, en Castilla y León sólo contamos con 136 conjuntos históricos Pero de éstos sólo están declarados 102, y están pendientes de resolución todavía 34.
Otra circunstancia es la disparidad en el número de conjuntos históricos por provincia. Las que menos, Zamora –con 7- y Ávila -con 8- (muy lejos de la media regional), frente a los 35 de Burgos[3].
El balance de declaración de Conjuntos Históricos en los 20 años de gobierno del Partido Popular en la Junta es muy pobre. En provincias como Ávila no se ha declarado ninguno en estos 20 años[4]; en otras como Zamora, sólo uno[5].

4. Caminos históricos y vías pecuarias
El olvido, señora Consejera, no es sólo de los monumentos. Desde 2001 la Vía de la Plata tiene un expediente abierto para ser declarada BIC. Desde nuestro grupo entendemos, además, que es preciso potenciar todos sus recursos para convertirla, como lo fue y es, en una segunda vía jacobea. La Junta no ha hecho nada por la promoción y difusión de los otros caminos a Santiago, para lo cual es preciso la señalización de los mismos, así como la construcción de una red de albergues en condiciones similares a los del Camino Francés.
Y ya que hablamos de caminos históricos, es necesario señalar aquí el poco cuidado y vigilancia que se tiene sobre las vías romanas. Basta recordar los casos de los últimos años: las agresiones sufridas en la vía romana de Hispania a Italia (Astorga a Tarragona), concretamente en los tramos de Cerezo de Riotirón, de Citores del Páramo y Tardajos en Burgos; o los de Santas Martas, Calzada del Coto y El Burgo Ranero en León; y, ahora, más recientemente, en la vía XVII (Astorga-Braga), a su paso por la provincia de Zamora.
Pero también las Cañadas Reales constituyen una parte muy destacada de nuestro patrimonio. Con casi 35.000 km., son un legado único en Europa. La Junta, después de 11 años de promulgación por el Estado de la Ley de Vías Pecuarias (3/1995 de 23 de marzo), no ha sido capaz de desarrollar su propia normativa jurídica. La recuperación del patrimonio público de los caminos trashumantes debe estar orientada al uso y disfrute de los ciudadanos de Castilla y León, poniendo en alza los valores culturales de estas vías e insertarlas dentro de un desarrollo rural sostenible que garantice el mantenimiento de la biodiversidad.

5. La promoción del patrimonio
Permítame que le diga, señora consejera, que la Junta de Castilla y León y el Partido Popular carecen de una política coherente en la promoción del patrimonio cultural de la comunidad. ¿Cómo se puede “vender” hacia afuera lo que en casa está abandonado y olvidado? ¿Cómo es posible que San Miguel de Escalada todavía esté sin luz eléctrica en pleno siglo XXI? ¿Cómo promocionar el turismo de nuestra comunidad cuando uno de sus principales activos –el patrimonio- se cae, se desmorona o se fractura? ¿Es consciente la Junta de Castilla y León de las oportunidades que se pierden cada día que pasa y los monumentos están cerrados? No se puede promocionar nuestro patrimonio de esta guisa. Entonces, la propaganda se vuelve en contra. Si no hay visitas, no hay turismo; y si no hay turismo, estamos perdiendo una gran oportunidad.

6. Museos
Es preciso, también, una nueva política en lo referente a los museos. Entendemos que debe apostarse por la creación de Museos comarcales. Respecto a los provinciales, muchos están faltos de unas instalaciones modernas (con excepción del Museo de León) y en todos ellos hay escasez de recursos humanos y materiales para conservar, mostrar, divulgar y enseñar la historia del territorio.

7. Archivos
Y qué decir de nuestros archivos, con plantillas insuficientes y falta de personal cualificado para su funcionamiento, con una media de personal en los archivos de Castilla y León (7, 5) por debajo de comunidades de nuestro entorno, tales como Aragón (9, 0), Castilla-La Mancha (9, 0), Andalucía (9, 1), Extremadura (11, 5) o Galicia (24, 2).

8. Participación ciudadana
En este compromiso con la conservación y promoción del patrimonio cultural es preciso también oír la voz de los ciudadanos, organizados en asociaciones en defensa del patrimonio.

* * *
Es preciso, pues, señora Consejera, activar o acelerar la resolución de expedientes BIC y abrir otros nuevos. Es menester también terminar de desarrollar la Ley de 11 de julio de 2002, poniendo en marcha la normativa del uno por ciento cultural y el Instituto de Patrimonio Cultural. Es preciso, asimismo, llevar a cabo una política de promoción que pasa por una mayor difusión de nuestro patrimonio y también de nuestros caminos históricos y vías pecuarias. Es necesario también dotar con recursos humanos y materiales a nuestros museos y archivos.

Necesitamos, asimismo, atajar el peligro de desaparición de nuestro patrimonio industrial e inmaterial. Los casos de las antiguas fábricas textiles de Béjar o de las cuencas mineras de León y Palencia, entre otros, deberían ser motivo para la reflexión.

Nos va mucho en ello, señora Consejera. El patrimonio no es una carga, sino un elemento dinamizador –ya se lo he dicho- que genera empleo y riqueza –como ocurre en otros lugares de España y de Europa.
Termino con una pregunta. A raíz del último pleno, usted declaró a una emisora de radio que la intervención en la Colegiata de Toro “no es una emergencia”. Me quiere decir, aquí: ¿Qué es para usted una emergencia, señora consejera?
Muchas gracias, señor presidente.

RÉPLICA DE MARTÍN BENITO

Con la venia, señora presidenta.
Al hablar de abandono y olvido son muchas las imágenes que vienen a nuestra memoria. Por eso, cuando baje del estrado, le haré entrega de un CD, con fotografías de monumentos en estado de ruina y abandono.
El abandono es una opinión contrastada por varios colectivos y asociaciones. El informe de Hispania Nostra, recoge 40 monumentos en su lista roja– la mayor de todas las comunidades de España. Nuestro patrimonio, señora consejera, está herido.
Usted nos ha hablado de planes y de cifras. Obras son amores. En los presupuestos de 2008 no aparece una sola línea ni partida destinada al Plan de Villas Romanas, que vienen anunciando desde hace más de 15 años. Es preciso que Castilla y León tenga, al menos, una villae visitable por provincia. Pero es necesario, también, que se tomen medidas para que no se siga destruyendo este patrimonio, como ha ocurrido durante años con la villa de Quintana del Marco (León).
En toda la comunidad, además, la cultura megalítica está olvidada y falta de protección. Se conocen cerca de 350 monumentos, pero sólo están declarados BIC 10[6]. Mientras, son varias las agresiones que se han producido a muchos dólmenes en nuestra región[7].

Por otro lado, la falta de sustituciones en el personal de vigilancia provoca que los monumentos permanezcan varios días cerrados y así no se contribuye a su promoción.
Si el patrimonio es uno de los pilares donde debe anclarse o acuñarse la “marca Castilla y León”, difícil lo tenemos. Para acuñar -además de una ceca- es menester tener materia prima en buenas condiciones. De no ser así, lo que se muestra en estado deficiente puede ocasionar el efecto contrario al deseado.

Los Planes Directores o no se desarrollan, o llegan tarde, como ha ocurrido en la Colegiata de Toro. Le recordaré que yacimientos arqueológicos de renombre carecen de Plan Director, como el campamento romano de Petavonium.

En nuestra comunidad, cada vez más, la ruina y el abandono forman parte del paisaje. Se ceban en el convento de San Román del Valle o en la torre de San Nicolás de Castroverde de Campos, en Zamora. En Soria, Tiermes lanza una llamada de socorro. En la ermita de Alcozar han desaparecido las pinturas del ábside, al tiempo que en Calatañazor la ruina avanza en la ermita de San Juan. El deterioro es galopante en la Trinidad de Segovia. La ruina se ceba también con San Miguel de Sacramenia y con el monasterio de Nª Sª de la Sierra en Collado Hermoso[8].
En la provincia de Burgos, el abandono es manifiesto en las ermitas de Encío o Las Celadas[9] y en el monasterio de Villamayor de Treviño[10]. Por su parte, San Pedro de Arlanza presenta un estado vergonzoso y, aunque existe un Plan Director, no se está continuando con su rehabilitación y consolidación[11].
En Valladolid se ha dejado caer la casa rectoral de San Román de Hornija[12]. Estado de abandono presenta también el ábside de la iglesia de Piña de Esgueva.
En León, la basílica de Marialba de la Ribera[13] ha estado abandonada y olvidada; el monasterio de San Juan de Montealegre[14] está en ruina casi total y desaparecen las estructuras del castillo de Villapadierna. Mientras, falta promoción en los castros bercianos de Chano y de Castro Ventosa.
En Palencia se ha ido dejando perder el monasterio de San Salvador de Nogal de las Huertas[15], mientras la ruina crece en el de Santa Cruz de la Zarza y en el de Santa María de las Tiendas[16].
En la provincia de Salamanca, las ruinas avanzan en Fuerte de la Concepción[17] y en la torre mudéjar del monasterio de La Caridad de Ciudad Rodrigo, mientras, el patrimonio industrial bejarano se ha visto y se ve muy dañado.
En Ávila, el paisaje de la ruina y del abandono pasa por los castillos de Manqueospese (Mironcillo)[18] y de Manzaneros[19] y por el monasterio agustino de Madrigal de las Altas Torres[20].

¿Y los Museos provinciales? En los últimos cuatro ejercicios se ha reducido a la mínima el capítulo destinado a actividades[21], lo que incluye el gasto cero en adquisición de libros para sus bibliotecas. Únase a ello la falta de Personal, pues desde hace varios años no se convocan oposiciones[22].
* * *
Esta, señora Consejera, es la situación de nuestro patrimonio; una situación a la que usted, como titular de la Consejería, debe hacer frente. Pero -como le dije en el pleno anterior- para ello es preciso un cambio de política.
Y esto, antes de que sea demasiado tarde y cobren realidad las palabras del poeta latino Lucano: etiam periere ruinae. “Hasta las ruinas han perecido”.

Muchas gracias, señora presidenta.

NOTAS
[1]
Provincia Declarados Pendiente de resolución
-Ávila 120 10
- Burgos 362 17
- León 149 19
- Palencia 162 15
- Salamanca 206 4
- Segovia 153 20
- Soria 236 40
- Valladolid 173 20
- Zamora 109 28
Castilla y León 1.670
Media regional 183,2 (León, Ávila y Zamora, muy lejos de la media).

[2] Conjunto Histórico de Santiago Millas.
[3] -Ávila 8
- Burgos 35
- León 19
- Palencia 14
- Salamanca 15
- Segovia 12
- Soria 12
- Valladolid 14
- Zamora 7

[4] El último en Bonilla de la Sierra, en 1983.
[5] 2 en el caso de Salamanca y Segovia; 5 en Palencia, 5 en Valladolid; 5 en León, 7 en Soria y 9 en Burgos.
[6] Lo que supone sólo un 3, 48 % del total de monumentos megalíticos conocidos.
[7] En la provincia de Burgos, las nuevas infraestructuras (parques eólicos, gasoductos, pistas, reforestaciones) están haciendo un daño considerable al Patrimonio arqueológico. Pueden verse algunos casos de agresiones referidos a estructuras tumulares de la provincia de Burgos en http://www.megalitos.es/
[8] BIC desde 1931.
[9] Ermitas románicas. La de Las Celadas está asediada o escondida entre la maleza.
[10] Donde una nave agrícola aprovechando el muro del edificio. También en Villahizán de Treviño la iglesia está en ruinas.
[11] San Pedro de Arlanza no está señalizado debidamente (la carretera nacional que une Soria con Burgos pasa a escasos 10 kilómetros, y la N-I a 30 kilómetros). Su Plan Director abarca el periodo 2002 a 2010.
[12] Palacete del siglo XVIII, con columnas y capiteles de época mozárabe (siglo X).
[13] Basílica paleocristiana, única en España, del siglo IV a. C., sita en el municipio de Villaturiel. Fue declarada BIC el 18 de mayo de 1979 y tiene la categoría de zona arqueológica.
[14] BIC desde 1993.
[15] BIC desde 1931.
[16] En Redigo de la Cueza.
[17] En Aldea del Obispo.
[18] (BIC desde 1931)
[19] En Alamedilla del Berrocal.
[20] BIC desde febrero de 2007.
[21] y con ello, también, las exposiciones y conferencias.
[22] Desde 1998 no se convocan oposiciones a los cuerpos de facultativo y desde 2002 a los de grado medio, pese a la existencia de vacantes. Las plazas de restauradores están bloqueadas desde hace más de una década.
Fotos: Intervención de Martín Benito. Monasterio de Villahizán de Treviño (Burgos). San Pedro de Paones (Soria); monasterio de Villahizán de Treviño (Burgos). Bonilla de la Sierra (Ávila). San Miguel de Sacramenia (Segovia). Mosaico de Camarzana de Tera (Zamora). Fuerte de Aldea del Obispo. Villalba de los Alcores (Valladolid) y castillo de Villaturiel (León).

Etiquetas: ,

2 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal