El patrimonio de Castilla y León

Página dedicada al estado del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

viernes, 17 de abril de 2009

BIC en Toro

EL PUENTE DE PIEDRA OBTIENE LA DECLARACIÓN DESPUÉS DE 30 AÑOS
La Junta justifica la protección del monumento medieval con el objetivo de «prevenir la posible degradación» y «posibilitar la correcta visión»

M. B.
El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León declaró ayer Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de monumento el Puente Mayor de Toro, también conocido como "Puente de piedra" o puente medieval. El expediente del monumento estaba pendiente de resolver desde hacía casi 30 años y la declaración se suma a la realizada la pasada semana para la iglesia del Santo Sepulcro. La medida permite delimitar un entorno de protección en el que se ha tenido en cuenta la situación del monumento, el área territorial en el que se ubica y los espacios relacionados históricamente.

Su objetivo, según la Junta, es «prevenir la posible degradación de los valores que concurren en el monumento y posibilitar su correcta visión y contemplación». El inmueble, también denominado "Puente de Piedra", empezó a construirse hacia el año 1194 y es conocido también como puente romano porque en el mismo lugar debió erigirse un puente que unía el campamento romano de Villalazán con la ciudad de Toro. Constaba de veintidós arcos, la mayor parte apuntados, sobre pilares prismáticos con tajamares de planta triangular, realizados en sillarejo con tramos de mampostería unidos con argamasa y algún otro de sillería regular. La calzada estaba formada por grandes losas de piedra de época medieval. En la zona sur, una torre se alzaba sobre el macizo que actualmente separa los diecinueve arcos de la obra románica del tramo denominado "de cinco pilares", de más reciente construcción y denominado así gracias a las cinco pilastras construidas a continuación del puente románico. A esta prolongación que enlaza con el macizo de la torre meridional la denominaron "puente nuevo". Debido a las múltiples modificaciones sufridas a lo largo de los siglos quedan pocos vestigios de su primera época, presentando elementos de diversas épocas y estilos.
En la actualidad el puente, de gran parecido con el de Zamora y uno de los más largos de la provincia, se encuentra sin uso, pero constituye una de las imágenes más identificativas de la ciudad. El pasado enero la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León y el Ayuntamiento firmaron un convenio para la redacción del plan director del monumento, que servirá para marcar las bases de los ulteriores trabajos de restauración, de los que está necesitado.

Etiquetas: , ,

1 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal